window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-92978157-2'); Plan de continuidad archivos - Computación Interactiva
Computación Interactiva

Continuidad de Negocios: Desafía los desastres en un mundo caótico

Ciberataques, desastres naturales, un fallo en la cadena de suministros e incluso la pérdida de un empleado clave. La información de tu negocio está en riesgo en todo momento. ¿La solución? un plan de continuidad de negocios.

La continuidad de negocios consiste en tener un plan para hacer frente a situaciones difíciles, de modo que su organización pueda continuar funcionando con la menor interrupción posible.

Ya sea una empresa, una organización del sector público o una organización benéfica, necesita saber cómo se puede seguir adelante en cualquier circunstancia.

No hay importancia del tamaño de la empresa o institución, un plan de continuidad puede ser aplicado tanto a empresas grandes, medianas, pequeñas e incluso, microempresas.

EL RETO PARA LO QUE QUEDA DEL 2O20

La protección de la información es uno de los retos más importantes para las compañías, ya que un 64% de las empresas admiten haber sufrido caídas que provocaron pérdida de información, con el consecuente impacto en productividad. Las nuevas tecnologías de almacenamiento para entornos Big data, nubes híbridas y dispositivos móviles aportan un reto adicional para la protección de la información, un ámbito en el que el 51% de las empresas no tienen implementada una solución.

Las formas principales en que el tiempo de inactividad del sistema podría afectar en gran medida a la operación de las empresas. Tener una infraestructura de TI sólida es más importante hoy más que nunca. Cuando los sistemas caen, las empresas a menudo se ven obligadas a lidiar con una amplia gama de consecuencias costosas.

El tiempo perdido y el dinero asociados con el tiempo de inactividad causan mucho más que un inconveniente; pueden infligir fácilmente un golpe capaz de sacar a una empresa del negocio por completo.

Los encargados de sistemas suelen administrar servidores que están alojados en diferentes locaciones. Esto puede presentar un problema significativo si un servidor pierde la energía o tiene otro problema mientras su administrador no está cerca.

EN CONCLUSIÓN:

Las empresas deben estar preparadas para prevenir, protegerse, y reaccionar ante incidentes de seguridad que puedan afectarles y que podrían impactar en sus negocios. Por este motivo es necesario proteger los principales procesos a través de un conjunto de tareas que permitan a la organización recuperarse tras un incidente grave en un plazo de tiempo que no comprometa su continuidad. De esta forma se garantiza poder dar una respuesta planificada ante cualquier fallo de seguridad. Esto repercutirá positivamente en el cuidado de la imagen y reputación como empresa, además de mitigar el impacto financiero y de pérdida de información crítica ante estos incidentes.

PAZ MENTAL EN UN MUNDO CAÓTICO: DESAFÍA LOS DESASTRES Y MANTÉN LA CONTINUIDAD DE TU NEGOCIO.

 

 

Plan de continuidad, la mejor defensa para tu empresa

Terremotos, inundaciones, tsunamis, apagones: Cualquier calamidad puede golpear sin previo aviso. Entonces ¿Qué solución hay? La respuesta es sencilla, un plan de continuidad empresarial dinámico y proactivo.

Existen una gran cantidad de catástrofes grandes y pequeñas que pueden dejar a tu empresa fuera de línea durante días, incluso semanas. Para algunas empresas, estar inactivo, incluso por una hora puede tener un tremendo impacto final. En un mundo lleno de riesgos, es fácil preocuparse ¿no?

Pero a pesar de lo aleccionadores que pueden ser estos pensamientos, la planificación de lo inesperado no tiene que venir de un pensamiento negativo. En cambio, piensa en ello como parte de las mejores prácticas para tu empresa y la planificación de la gestión de riesgos: pasos razonables para garantizar que su empresa esté segura y protegida antes de que ocurra algo. Sistemas de respaldo de información, almacenamiento, restauración de datos, etc. son herramientas no solo excelentes contra desastres, sino también para darle valor duradero a tus operaciones diarias.

¿No lo crees? Solo tomate unos minutos para calcular el costo de tu tiempo de inactividad por hora, día o semana. Probablemente encontrarás que hay un argumento comercial convincente para una inversión en la planificación de un plan de recuperación ante desastres.

La Universidad de Texas realizó una investigación que muestra que solo el seis por ciento de las empresas sobrevive después de sufrir una pérdida catastrófica de datos, el 43% nunca vuelve a abrir y el 51% cierra en dos años.

Datos, el tema a tratar

Como sabrás los datos son el elemento vital de tu empresa, y necesitas protegerlos. No solo porque contienen todos tus registros de clientes e información comercial vital, sino también porque perder el acceso a ellos, incluso temporalmente podría no cumplir con las regulaciones federales y / o estatales, resultando en multas o sanciones.

Una estrategia integral de respaldo y recuperación de datos que incluye un almacenamiento de datos fuera del sitio, respaldo en línea y restauración de datos, entre otras características, reducirá drásticamente el riesgo de tiempo de inactividad y pondrá tus operaciones en funcionamiento lo antes posible después de una interrupción.

¿Por dónde comenzar?

Para crear esta estrategia de protección de datos, puedes comenzar con estos tres pasos:

Una lista de verificación un plan de continuidad

Considera estos sencillos pasos para desarrollar y mantener una estrategia exitosa de recuperación ante desastres:

Comienza hoy, no mañana

La colocación de los datos fuera del sitio es la mejor opción para la copia de seguridad y recuperación de datos y los planes de continuidad comercial.

Es hora de ser proactivo. La planificación de recuperación ante desastres ayuda a tu empresa a mantener el control.  La vida puede ser impredecible, pero con el plan adecuado para tus registros, estarás en camino de lidiar con cualquier inconveniente, error humano o simplemente mala suerte.

 

Colaboración de : Víctor Gónzalez