window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-92978157-2'); Pandemia archivos - Computación Interactiva
Computación Interactiva

Ciber-Resiliencia en la era de los ciberataques

LA PANDEMIA DE LOS CIBERATAQUES

En medio de la pandemia por Covid-19, el home office que deja desprotegidos a los empleados al no contar con la red segura de las oficinas, así como la evolución digital que está transformando el mundo los ciberataques han tenido un aumento masivo, solo en los últimos 6 meses se ha visto un incremento del 72% cada vez más complejos.  

Solo en México se registraron más de 37.2 millones de ataques contra negocios posicionando en el segundo país con más intentos de ciberataques de Latinoamérica. Se registraron más ataques contra empresas que contra usuarios de casa y considerando la vulnerabilidad que está pasando la mayoría de las empresas debido a la pandemia. 

Ya lo dijimos antes y lo recalcamos en este blog en 2021 la Ciberseguridad no pierde su relevancia, pero ¿qué tan preparada esta una organización para enfrentar el gran reto que representa un ciberataque? ¿Cómo puede enfrentarse a una vulnerabilidad?, ¿Qué es lo que sigue después de un ciberataque?

CIBER-RESILIENCIA ¿UN REEMPLAZO PARA LA CIBERSEGURIDAD? 

La resiliencia cibernética o ciber-resiliencia es la capacidad que tiene una organización para permitir prepararse, responder y recuperarse de las amenazas cibernéticas. Una organización ciber-resiliente puede adaptarse a crisis, amenazas, adversidades y desafíos conocidos y desconocidos.  

El objetivo final de la ciber-resiliencia es ayudar a una organización a prosperar frente a condiciones adversas. 

Actualmente se acepta comúnmente que ya no se trata de “si” sino de “cuando” una organización sufrirá un ciberataque. 

Esto quiere decir, que en lugar de centrar esfuerzos en mantener a los delincuentes fuera de la red, también se debe asumir que eventualmente se romperán las defensas, ser una empresa ciber-resiliente es estar consciente de las vulnerabilidades y tener un plan de trabajo para reducir el impacto ante un ciberataque.  

¿Es la ciber-resiliencia un reemplazo para la ciberseguridad? La respuesta es NO, la ciber-resiliencia funciona con la ciberseguridad van de la mano. Se complementan una con otra las técnicas de ciber-resiliencia aprovechan las medidas de la ciberseguridad. Son dos conceptos que funcionan mejor juntas.  

La diferencia está en que la ciber-resiliencia refleja el hecho de que los sistemas de hoy en día son entidades grandes y complejos que siempre tendrán fallos y debilidades que se pueden explotar. Si bien una estrategia de ciberseguridad reduce significativamente las posibilidades nunca está de más prepararse para lo peor, y si algo nos enseñó el 2020 es que todo es posible y la fragilidad de un mundo tan caótico.
 

Para lograr un nivel suficiente de ciberresiliencia para una organización, el primer y último paso es comprender la información que contiene y priorizar lo que necesita ser protegido. 

Digitalización: La propagación que avanza junto con el virus

LA OLEADA DE LA DIGITALIZACIÓN

A medida que continúa la pandemia de COVID-19, los ejecutivos encuentran que la transformación digital de sus empresas es más urgente que nunca.

Hoy se debate mucho sobre cuál será la forma de la recuperación económica: A, B, C, o algo completamente diferente. Pero esas discusiones realmente pasan por alto el impacto crucial del momento histórico en el que vivimos. Como lo indica un estudio reciente de McKinsey en solo ocho semanas hemos avanzado cinco años en la adopción digital.

Meses después de la crisis, ¿por qué a algunas empresas les va mejor que a otras y por qué a algunas les va mejor que antes? La respuesta a esto radica en uno de los indicadores clave de la transición en curso: suelen ser aquellas empresas que ya habían implementado con éxito la transformación digital y modelos de negocio basados ​​en plataformas, o aquellas que pudieron adoptar rápidamente la digitalización.

Continue Reading

5 Tendencias en tecnologías digitales para 2021

El Panorama: ¿Qué nos dejo 2020?

El mundo se ha visto obligado a adaptarse a nuevas formas de trabajar y comunicar a causa de la pandemia. Y para superar esto el uso de tecnologías digitales fue esencial, como lo indica un estudio reciente de McKinsey en solo ocho semanas hemos avanzado cinco años en la adopción digital.

Hacer predicciones o hablar de un futuro post-coronavirus en estos momentos podría sonar muy especulativo, 2020 fue un año que cambió el juego y lo seguirá haciendo.

La pandemia por coronavirus aceleró la adopción de tendencias tecnológicas y en el siguiente año seremos testigos de cómo las organizaciones integrarán el uso de estas para manejar la crisis y prepararse para una recuperación eventual; será un año importante donde las tecnologías digitales jugarán un papel importante para superar algunos retos que el mundo está enfrentando actualmente, por ejemplo, el trabajo remoto pasando por las nuevas formas de interacción en espacios públicos.

A continuación, te presentamos una lista de 5 tendencias de tecnologías digitales más importantes que jugarán un papel importante en el 2021 para la recuperación de las organizaciones. Continue Reading

El futuro de las empresas, después de la pandemia

El COVID-19 ha paralizado el mundo y ha provocado una crisis global. Pero ¿qué impacto tendrá al final de esta pandemia en las empresas, sean grandes, medianas o pequeñas empresas?

La pandemia que estamos viviendo en esto momentos obligará a las empresas a repensar sus estrategias, administración financiera, procesos de suministros, formas de trabajo y el espacio de oficinas físicas e instalaciones industriales.

Es por ello por lo que es fundamental que se aprovechen las oportunidades que esta situación está ofreciendo para ajustar y hacer un giro de 360° en la manera en la que se está operando.

Un nuevo cambio, una nueva oportunidad

El futuro en el mundo empresarial comienza a partir de ahora, adaptándose a nuevas realidades, estrategias, así como modos de operación y producción. El mundo de los negocios deberá adaptarse a un nuevo entorno competitivo mundial, a cambios en patrones de consumo y claro, la necesidad de una nueva forma de trabajar, rendir cuentas y producir resultados.

Ante esta situación los líderes deberán revisar si cuentan con estas destrezas indispensables para sobrevivir en el nuevo orden mundial.

Con el Covid-19 se están viendo señales tempranas de un cambio en el comportamiento de los consumidores y las empresas. Las empresas tecnológicas y no tecnológicas están alentando el trabajo remoto, por ejemplo. Algunos de los cambios que se están percatando son respuestas directas a corto plazo a las crisis y volverán a niveles normales una vez que se contenga esta contingencia. Sin embargo, algunos de estos cambios continuarán, creando una interrupción digital a largo plazo que dará forma a las empresas en las próximas décadas.

Tres grandes dimensiones del impacto que se vendrá

Esta pandemia que se está viviendo está teniendo un impacto directo en las dimensiones biológicas, psicológicas y económicas del mundo.

La innovación a largo plazo y los cambios en las tendencias se producirán a medida que los consumidores y las empresas intenten seriamente normalizar el impacto en las dimensiones psicológicas y económicas. Siempre y cuando se alcance la contención y se resuelva el impacto biológico. Queda bastante claro que tanto las pandemias como las recesiones son aceleradores de la innovación en lugar de ser causas directas de la misma.

El acelerador de la transformación digital

Las personas han sido expuestas al impacto del trabajo Digital de forma intempestiva. Han comprobado entre otras cosas que pueden administrar mejor su tiempo balanceando el trabajo con su vida social, optimizar su interacción con otros colaboradores, ahorrar el tiempo de viaje a/desde la oficina.

Las empresas han comprobado que el colaborador virtual se puede gestionar eficientemente, que la productividad aumenta y que pueden ahorrar sustancialmente en costos de oficina.

La experiencia forzada está generando un cambio drástico de opinión en las personas más escépticas, acelerando la curva de adopción. De alguna manera, se podría decir que el COVID-19 ha actuado como un acelerador de la transformación digital.

Luego de esta experiencia, desde muchos ángulos exitosa, ¿quién realmente piensa que el mundo volverá a funcionar como antes?

La tecnología y seguridad para la nueva forma de operar ante la pandemia

A partir de lo que estamos viviendo, habrá mayores inversiones en tecnologías y en seguridad. Muchas de las empresas que hoy no pueden realizar procesos remotos y que posean la solvencia económica harán inversiones en proyectos que le permitan asumir trabajo remoto en las actividades que se faciliten para ello.

Estas inversiones de las empresas estarán basadas principalmente en procesos y productividad en la nube, con lo que las inversiones serán menores que la propia adquisición, en consecuencia, los servicios administrados de TI, que permitan gestionar procesos empresariales tendrán una mayor demanda.

También será relevante, para todas las empresas, considerar factores de seguridad que hasta el momento no se han evaluado completamente. Como lo eso garantizar que la data este cifrada, que nadie pueda obtener el file de transferencia o sitios de colaboración con áreas seguras de trabajo, un ejemplo de lo que las empresas van a como lo que ha ocurrido recientemente con la aplicación de vídeo conferencia ZOOM donde se han detectado fallas de seguridad.

¿Pero, cómo prepararse ante una realidad de cambios globales?

Las empresas alrededor del mundo, que consideren una transformación digital, serán entonces las que tomen acción inmediata durante la contingencia. Esto con el fin de humanizarse internamente como externamente con soluciones distintas a lo habitual y que también cuenten con la visión de entender a un nuevo consumidor y prepararse para continuar en un ambiente más ambiguo y cambiante que antes, donde las reglas del juego en todos sus ámbitos serán muy distintas a cuando no se tenía la contingencia en el mundo. Hoy las empresas pueden ser innovadoras y transformar, con eficiencia, su entorno laboral y con ello generar grandes resultados.

 

Por: Ricardo Meneses