fbpx
Computación Interactiva

Blog

Bienvenidos a nuestro blog, en el encontraras información sobre tendencias de tecnología de la información clara, dinámica y funcional para TI, la cual podrás aplicar en tu empresa con el propósito de potencializar los beneficios que la tecnología nos brinda hoy en día.

Escríbenos, consúltanos, danos tus opiniones, el objetivo de esta iniciativa es mantenernos cerca de TI.

Entornos empresariales que generan grandes resultados

La empresa tiende a ser un ente cerrado con una estructura, una organización, una planificación o unos objetivos independientes. Sin embargo, esa independencia no evita que, perteneciendo a un sistema económico más complejo, la empresa se vea influenciada por los entornos que la rodea.

Dominar algunas de las fuerzas que afectan nuestra empresa es todo un reto que hoy experimentan muchos. La medida en que podemos controlarlos difiere.  Aprender más sobre los entornos en el trabajo nos equipará mejor para poder evitar circunstancias tales como conflictos laborales, malas rutinas e incluso poca rentabilidad.

La estructura de dichos entornos empresariales, las relaciones que en ellas se establecen o los cambios que se producen tienen una influencia tan importante que la empresa no puede ni debe ignorar. Por eso debemos plantearnos que factores de dichos entornos pueden influir en las actividades de nuestra empresa y los efectos que estos pueden producir.

Características y factores del entorno

La primera característica de los entornos es la dinamicidad, que viene dada por el carácter cambiante de las mismas y por la velocidad a la que se producen esos cambios.

La segunda es la ambigüedad ya que no hay una solución única a las circunstancias que los entornos empresariales nos ofrecen, lo que le confiere una gran incertidumbre, que se acompaña porque no existe una tendencia clara sobre cómo se pueden suceder los acontecimientos que define la tercera y última característica, la discontinuidad y la inestabilidad de estos.

En cuanto a los factores, estos afectan el entorno económico y operativo de una organización.

Los principales factores que influyen en la gestión de una empresa son el político, económico, social y tecnológico, veamos cada uno de ellos.

Entorno político

Comenzando con el primero que es el entorno político, este afecta evitablemente el desempeño económico de las empresas, aunque pensemos lo contrario.

Pongamos un ejemplo: Los legisladores a niveles local, estatal y federal por un lado pueden ofrecer incentivos o exenciones fiscales o arancelarias a las empresas. Pero por el otro lado, pueden imponer normas que restrinjan o limiten sus transacciones comerciales.

Ahora bien, en este último caso, por ejemplo, si un cuerpo político establece que una empresa debe incluir un determinado químico en sus procesos productivos, la estructura de costos se afecta de inmediato.

Cambios en las políticas de comercio exterior, pueden afectar la estructura de costos de materias primas importadas, importadores o exportadores de productos terminados.

Las empresas, para mantener su equilibrio, debe trasladar esos impactos en costos a los precios de sus productos de manera que son los clientes los que terminan pagando precios más altos.

El cliente debe decidir si quiere comprar o no ese producto. Si el producto tiene una demanda totalmente elástica, las ventas caerán y la empresa se afectará, una decisión inminente en esos casos es reducir costos como mano de obra y con ello despedir empleados.

Entorno económico

El entorno económico de una empresa es un factor que puede afectar la microeconomía de esta.

¿De que manera? Un ejemplo sencillo: Una disminución en las tasas de interés, puede ser un incentivo para financiar activos y aumentar capacidad instalada.

Durante una recesión, los consumidores gastan menos en elementos opcionales, tales como automóviles y electrodomésticos.

Esto nos trae como resultado una afectación significativa al entorno comercial. Por otro lado, si el ambiente macroeconómico es próspero, los consumidores son más propensos a gastar dinero, no sólo en las necesidades, sino también en artículos más grandes e incluso superfluos.

Entorno tecnológico

La innovación y la tecnología afectan a los entornos empresariales. Nos podemos referir a la suma total del conocimiento que se tiene de las formas de hacer las cosas. El entorno tecnológico es uno de los que más afectan de manera determinante el ambiente empresarial, ya que la evolución de las tecnologías incluye sobre la forma de hacer las cosas.

A medida que la tecnología avanza, una empresa se ve obligada a mantener el ritmo, de lo contrario perderá competitividad, poder de mercado y será obsoleta.

En otras palabras, las empresas que no se mantienen al día tecnológicamente, se arriesgan a un aumento de los costos de producción y a precios más altos. Las nuevas tecnologías hacen más fácil el trabajo de una empresa, pero sólo si se usan correctamente.

Ni hablar de las maravillas que ha traído el internet consigo para los negocios, las redes tecnológicas y/o sociales, los dispositivos o sistemas innovadores.

En la actualidad la mayoría de las empresas tienen una página web y redes sociales que les permiten estar en contacto directo con los clientes y acercarse a una población mucho más amplia. Las empresas que no usan este tipo de tecnologías están en total desventaja.

A pesar de esta evolución tecnológica, hoy en día podemos encontrar problemas que afectan a la empresa, desde redes mal gestionadas o con poca eficiencia hasta sistemas operativos que no ofrecen gran seguridad.

Los efectos del entorno en la empresa

Básicamente los entornos mencionados anteriormente tienen unos efectos en nuestra empresa que se suelen identificar como amenazas o como oportunidades. Los primeros representan los impactos negativos que podrían tener sobre la empresa y que suponen un peligro para la seguridad o los objetivos del negocio. Las oportunidades muestran los efectos positivos que han de aprovecharse para crecer, para mejorar en el desarrollo del negocio.

Es importante establecer un proceso de análisis de ese entorno para poder detectar esas amenazas y oportunidades que el entorno cambiante provocarán en la empresa. Esto con el objetivo principal de sacar partido de las oportunidades y minimizar el impacto de las amenazas o, en el mejor de los casos, poder transformar esas amenazas en oportunidades.

Los cambios del entorno, sus formas y los efectos que este tiene, representan un reto para las empresas. Es necesario que estas tengan una respuesta hacia ellos para conseguir que la empresa controle al entorno y no sea el entorno quien controla a la empresa.

Sin duda, las empresas son totalmente dependientes de sus entornos, pero sobre todo es importante destacar que la relación empresa-entorno debe de darse en todo momento, ya que de ello dependerá su éxito y sobre todo la participación en el mercado que atienda.

No hay que olvidar que los entornos empresariales están cambiando, incrementando la incertidumbre y el nivel de competitividad. Aquellas empresas que puedan anticipar los cambios en el contexto del consumidor y adaptarse a ellos serán las ganadoras.

 

Deja un comentario.